Wednesday, February 06, 2019

Un determinado tipo de pollada


Un determinado tipo de opinión. Un determinado tipo de Coche Deportivo
Un determinado tipo de muerte, una determinada forma de vivir.
Te estás tocando los cojones?

Juegas a muchos videojuegos?

Las  señales de tráfico parecen obvias

Creo que he nacido para procrastinar, solo que me cuesta.

Un don, una virtud, no hacer ni el huevo con  naturalidad.

Una determinada manera de joder al resto, de hacer perder el tiempo a los demás.

En eso venimos especializándonos esta última década. En tocarnos los cojones sin dejar de ser vagos. En molestar sin hacer nada. En inmiscuirnos sin motivos.

Motivos vacíos por dentro y por fuera. Joder, en lo único que tenemos merito es en tocar a muerte los cojones...

Nos vamos a pasar así el resto de los tiempos, hasta que nos extingamos.

No hacer nada, excepto no guardar silencio.

Desde luego, espero que te parezca tan divertido como a mí... más que nada porque si no, menuda mierda la vida, eh?

Monday, January 07, 2019

la asignatura preferida


-->



En ti, las estrellas se han colocado.
Exasperadamente y mulléndose.
En ti, las novelas están decididas a amanecer.
Recortas el espacio con delicadeza
Y el sentido de lo Verdadera y Absoluto,
Siempre queda dentro de tu forma

Podría dejarlo pasar, Alegar falta de fuerza
Y continuar viviendo como los demás

Pero eres una fuente de calidez inagotable

Voy a ir siempre a verte
Cada mañana que eres
Voy a ir a recibirte y guardarte en una cajita

Voy a ser como soy sin barreras,
Porque el caballo ya está corriendo
Y no hay otra forma de estar contigo

Me has conectado con mis propias palabras,
desintegrando los temores,
Me has abierto de par en par y he entrado
Acompañado de ti, en mí mismo
Has sido muy cariñosa,
En todo momento, hundido en tu calor
Y me has dado permiso para ser.

Nos hemos estirado en el borde
Y me has invitado a reírme del tiempo
Alargar nuestro encuentro
-Y que los elementos nos envidien-.


En este marco vamos a ser debatidos
En las aulas del viento,
En los concilios de la luna
Y en el estómago de la tierra,
Nosotros seremos la asignatura preferida.






Wednesday, January 02, 2019

Nada de que estar orgullosos


A MIS AMIGOS HUMANOS.

En el Concilio Animal el asunto estrella, como era de esperar, fue la irrupción en el mundo de la especie humana. Algunos ya habían advertido que esa nueva especie de mamífero de escaso pelaje iba a revolucionar la jerarquía y el orden existente entre los seres vivos debido a su compleja inteligencia.

Pero el revuelo duró poco.

Cuando se enteraron de que los humanos, al igual que el resto de animales, no podían sortear la muerte, perdieron interés en ellos.

Es más, algunos incluso sintieron lástima por esa nueva especie que hacía bueno el dicho de “mucho ruido y pocas nueces”.

… Su error (el del resto de especies) fue ignorar que, además, la mayoría de nosotros, íbamos a actuar como hijos de puta egoístas.

Monday, December 17, 2018

Nosotros dos


Las cosas más sencillas se han confabulado sorprendentemente y al fin el tiempo a dejado de importar. Hacía un huevo que no me pesaba eso de quedarme tirado en el sofá sin hacer nada. Claro, esta vez andaba contigo.

Desde luego, este último fin de semana la peor droga me ha colocado muy fuerte. No he tenido ganas de hacer nada más que estar desparramado y pegado a ti.

Después hemos jugado a algunos videojuegos y has conseguido abrir un agujero en el polvo que atraganta mis pensamientos más lúcidos. Al final de tu disparo, he visto mis propios miedos huir despavoridos. Tras tanto tiempo, soy yo, quien con tu ayuda, les envía a tomar por culo.

Cuántas veces nos habremos asomado a Barcelona, cuántas veces habremos lanzado nuestras ilusiones desde la terraza -- cada cuál las suyas--, haciéndolas rebotar por encima  de un anárquico manto de edificios hasta verlas abrirse en el  mar.

Y vamos a ir ahora, después de casi un año, a encontrarnos.
Después de todo este tiempo pensándonos a medias, me la ha sudado al fin dejarme caer y romperme delante de ti. 

Permíteme disfrutarlo un poco más. O disfrutarte en todas tus formas, tú que tienes tantos giros ocultos y eres sorprendentemente indescifrable a pesar de tu luz.

Qué rareza; tantas ganas, tanto corazón, tanto cachondeo… expresadas en un código tan alejado de mi.  Poco a poco lo voy entendiendo, porque tú me vas dejando-te vas dejando, y me voy haciendo adicto a esos jeroglíficos que además, me van revelando una humanidad que ya me había cansado de perseguir.

Joder, te necesitaba.
-->

Monday, October 08, 2018

Eyección


He sido dosificado por ti, en un marco lleno de estrellas, en donde cada nacimiento tiene el espacio y la celebración. He sido dosificado desde el punto inicial. Has traído las luces y las siluetas recortadas en su equilibrio: me has regalado tu calidez, y ahora ambos podríamos permanecer estirados aquí para la eternidad.

He venido caminando hasta lo alto de la montaña para quedarme solo por atreverme a desear demasiado fuerte. En este cañón, dónde no hay lugar para esconderse, me careo con el firmamento, le enseño mi corazón sin barreras, que salta como un caballo desbocada. Por una vez lo he querido, y lo he podido dirigir.

Miro en este cañón. No queda nada de esa vida que tanto deseé. No hay sitio para que quede nada, absolutamente nada de nuestro templo.

Desciendo contento, desciendo llorando, desciendo dosificado. Me he acercado hacia los lugares en donde nunca nadie había escrito nada. ¿Cómo se supone que debo actuar?

En este cañón donde construí un mundo perfecto para los dos.
Ahora yazco estirado contigo, con tu eternidad en esencia, despojada de su forma de persona. Te has desvestido para volverte a vestir, tan inimaginablemente inmaculada. Jamás te podré  ensuciar...

Y yo preocupado... cago en diez.

Global Yoga Congres

Thursday, July 26, 2018

Estado Mayor


-->
En la noche, otra vez sacudida por mis propios caprichos, mi mente decide cabalgar lejos,  muy lejos de aquí. Cruza los campos de la percepción a lomos de un maravilloso corcel, y mientras atraviesa según que llanuras eléctricas, intenta absorber todo lo que sucede a su alrededor. Están los sonidos, los colores, el viento y el movimiento. Todos los elementos dispuestos de tal forma que da tiempo a asimilarlos. Y ahí empieza el delirio de los soñadores, supongo.

Tocabas el piano con destreza, y yo te prometía grandes figuras. Tú me traías colores distintos. Algunos ni siquiera los conocía. Me tratabas de explicar acordes, y a mí me la sudaba bastante.

Después viene la fase de la nostalgia, que te atraviesa como una bala, y te deja volando por el vacío por culpa de su inercia.

Te acuerdas de los vestidos, de sus telas. De los negocios de otras familias del pueblo.

Nadie nos prometió que aquello fuera eterno, pero a nosotros nos dio por pensar que sí. Nos dio por pensar que existía un lugar perfecto para albergar todas nuestras sensaciones. Un espacio sin rozamiento, donde no existe diferencia entre la idea y su realidad. 

Tenemos ese síndrome algunos, aún. El anhelo del lugar donde cada pequeña cosa merece la pena, donde tiene sentido cada pequeño paso, donde la lucha del día a día es por un motivo noble.

Nos han dejado aquí tirados, en medio de una ecuación que no logramos entender. Vemos este problema matemático, que es la vida, como un planteamiento donde faltan datos , o donde nos ocultan por lo menos, el valor de aquellas partes que son más mágicas.

“¿De qué me sirve sentir?”, hacen que me pregunte constantemente... “¿De qué me sirve sentir en este mundo en el que los que sentimos corremos solos y sin mirarnos a los ojos?”

Tuesday, July 17, 2018

Los muros


-->
La tristeza de dejar de querer a alguien... dejar de morir por esa persona, dejar de concebirla como parte de ti. La tristeza de dejar de pensar en ella todas las noches, dejar de soñarla y de percibir los primeros haces de luz sin ella.

Los ojos entonados, una sensación molesta, pero digna. La salida.

Hablo de la tristeza de la clarividencia y de la racionalidad. La tristeza de saberse vivo en la individualidad... O de los platos enjuagados al brillo del sol mientras se precipitan los muros del amor.

Todo lo que podría haber hecho por ella, me parece ahora un disparate, me parece un disparate absolutamente lo que hubiera dado para que ella fuera feliz. Me da risa haber estado dispuesto a ella en plena enfermedad, en completo delirio. Me da risa haberme vaciado demostrando mi mejor lado...  intentando que viera algo diferente en mí, pero sin haber logrado cambiar absolutamente nada a la postre. Ni siquiera sé si agradecérselo por habérmelo provocado, o asustarme por haberlo ignorado después..

El amor me habló en su nombre. A través de ella. Pero sus muros se han desmoronado ya, la herida se ha cerrado. No me arrepiento de dejar de quererla. Más bien me entristezco de alegría.

De ella no queda absolutamente nada,

no me ha dejado nada.

Incluso me he olvidado de...

¿De qué me he olvidado?